Ya está en marcha la planta piloto para la extracción de litio

El novedoso espacio constituye una etapa de prueba a escala de una tecnología innovadora en la extracción del metal a partir de rocas de aluminosilicatos, producto de una investigación de la UNCuyo y el Conicet. La empresa Latin Resources invirtió unos 35 mil dólares para las partes de equipamientos e insumos. Desde la Fundación Universidad Nacional de Cuyo colaboraron en la presentación y definición de estrategias para obtener el financiamiento del proyecto.

02 de mayo de 2018, 09:58.

Ya está en marcha la planta piloto para la extracción de litio

Ampliar imagen


Ya funciona en la facultad de Ciencias Exactas y Naturales una planta piloto para extracción de carbonato de litio. En principio el espacio va a servir para el escalamiento de una tecnología a escala laboratorios que patentó la Universidad y el Conicet, explicó uno de los coordinadores del proyecto, Mario Rodríguez. "Lo que vamos a hacer es trabajar con mayor cantidad de mineral, que es el que contiene litio y del cual vamos a extraerlo para obtener una sal muy importante, que es el carbonato de litio", resaltó.

Mencionó que el carbonato de litio tiene muchísimas aplicaciones y que una de las que más ha crecido en este último tiempo es la fabricación de baterías del tipo Ion de Litio, que sirve para todo artefacto o dispositivo electrónico portátil como los celulares, notebooks, tablet, las herramientas portátiles e incluso se están utilizando para la fabricación de baterías para la movilidad de vehículos eléctricos.

Durante la presentación de la planta piloto el rector Daniel Pizzi destacó que se trata de un momento histórico para la UNCuyo por lo que se ha conseguido, por la participación del Gobierno, de las empresas privadas, del sector de investigación e innovación de la Universidad y también por el tiempo que lleva acumulado. 

"El hecho de llegar hoy a la inauguración de un laboratorio tiene muchísimo que ver con el aporte que hoy necesita el mundo, porque el gran trabajo que ha hecho el equipo interdisciplinario, que ha llevado adelante esta investigación, hace que se pueda conseguir una riqueza desde el punto de vista de la obtención de la solución de litio, que se ha logrado primero a escala piloto para llegar a una escala comercial", resaltó Pizzi.

Se refirió además al esfuerzo y cooperación que demandó por tratarse de un proyecto de alta complejidad tecnológica. "Es muy loable el trabajo que se ha hecho y los aportes de todos los que han participado del proyecto. Tenemos muchas expectativas que pueda ser transformado y llegar a escala comercial para cooperar en algo que es muy importante hoy, que es la acumulación de energía y que realmente preocupa al mundo entero porque sin la producción de energía limpia no va a ser muy posible seguir avanzando en el desarrollo de nuestras comunidades".

Por último el Rector remarcó que este tipo de proyectos tienen un capital simbólico muy fuerte para la Casa de Estudios y que la gestión busca poner al servicio de la comunidad el caudal de conocimiento, de institucionalidad que tiene, de recursos de vinculación con otros sectores del ambiente científico- tecnológico. "Para que realmente existan proyectos que sean sustentables para la comunidad y para las instituciones es muy importante que confluyan en acciones, inteligencia, en actitudes, en proyectos concretos, el Gobierno, el sector privado y el sector de ciencia y conocimiento".

A su turno, Miguel Di Nanno, gerente en Argentina de Latin Resources, afirmó que el laboratorio constituye un hito muy importante en dentro del cambio de paradigma energético vinculado a las energías limpias y renovables. "Estamos viviendo lo que hace 20 o 30 años se mencionaba como el futuro. O sea estamos cambiando el petróleo por otros elementos" dijo Di Nasso. También estimó que Argentina puede constituirse en uno de los proveedores de la materia prima al mundo. Y en ese sentido entendió que la puesta en marcha del nuevo espacio es señal de que se asume el desafío "de poner valor agregado" a la cadena de producción del carbonato de litio. 

Por su parte el secretario de Ciencia, Técnica y Posgrado, Benito Parés, enfatizó que "es un laboratorio que va a poner a punto el trabajo de investigación que han realizado hasta este momento para ver si se puede llevar a una etapa industrial". Además señaló que el proyecto contó con el asesoramiento de la Unidad Técnico Académica de Propiedad Intelectual (UTAPI) en el proceso de protección de los intengibles y el trabajo conjunto -en la investigación y patentamiento- que aportó el Centro Científico Tecnológico Mendoza (CCT). También hizo hincapié que la secretaría de Desarrollo Institucional y la Fundación de la UNCuyo (FUNC) ayudaron a pensar estrategias de encuentros con las empresas para lograr financiamiento. 

De la inauguración también participaron, el decano y vicedecano de Ciencias Exactas y Naturales, Manuel Tovar y Néstor Ciocco, respectivamente; el secretario de Desarrollo Institucional y Territorial, Luis Steindel; el director ejecutivo de la FUNC, Alberto Marengo; el coordinador del proyecto del laboratorio, Daniel Rosales; el vicedirector del CCT Mendoza, Fidel Roig; y el representante legal de Latin Resources, Nicolás Ferla; además de docentes, investigadores, familiares y amigos. 

ACERCA DEL LABORATORIO 

  • El litio se extrae por medio de un proceso hidrometalúrgico que se efectúa sobre rocas de aluminosilicatos. 
  • Utiliza tecnología innovadora patentada en Argentina, China, Estados Unidos, Canadá y Australia. 
  • La empresa Latin Resources invirtió cerca de 35mil dólares para las partes de equipamientos e insumos.
  • Representa un resultado concreto de propiedad intelectual que lograron la UNCuyo y el Conicet.


func.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login